logo
Imprimir
16-04-2021 | 14:29hs
•LLEIDA

Oportunidades para invertir en activos inmobiliarios en Girona

La Costa Brava es irresistible para un alto porcentaje de turistas que buscan segundas residencias en localidades como Roses y Cadaqués

Es cierto que la pandemia actual ha modificado las preferencias a la hora de buscar un espacio donde vivir, pero ese cambio en la tipología de vivienda deseada no ha minado el deseo de encontrar el hogar ideal.  De este modo, pese al parón de transacciones al comenzar la pandemia, parece que el mercado inmobiliario ha recuperado la tendencia alcista de la que gozaba en la era pre-covid.

La razón por la que el coronavirus parece sortear una crisis inmobiliaria es relativamente simple: en estos tiempos que corren los bienes inmuebles siguen siendo un atractivo para los inversores, ya que una vivienda en propiedad siempre se considerará una inversión estable en tiempos de crisis. A su vez, pensando en la inversión a medio-largo plazo, existen ciertos parámetros inamovibles: vivir en un chalet en la costa es más rentable que comprar un piso en una localidad de interior con escasez de servicios. En este sentido, es fundamental atinar con el tipo de vivienda y el lugar. Los datos confirman que se ha producido un éxodo de las grandes ciudades y capitales a zonas rurales donde es posible adquirir casas unifamiliares a buen precio. Con la facilidad del teletrabajo y tras la experiencia del confinamiento, son muchos los que se han planteado un nuevo estilo de vida: un jardín, una terraza amplia y zonas verdes ahora se antojan como un lujo. Asimismo, también se ha disparado el interés por la vivienda de obra nueva.

Con respecto a las regiones predilectas, hay comunidades que registran repuntes y una tendencia optimista en el sector que augura un buen horizonte para el interesado. Es el caso de Cataluña, donde la mejora trimestral al estreno del 2021 fue consecuencia del comportamiento tanto del mercado de vivienda nueva, con un aumento trimestral del 5,30%, como del de vivienda usada, con una subida del 17,5%.  A esto se suma el interés del comprador extranjero en la región: la Costa Brava es irresistible para un alto porcentaje de turistas que buscan segundas residencias en localidades como Roses, Cadaqués o Palau de Santa Eulalia.

En cualquier caso, un dato positivo y revelador es que la cifra de compraventas en enero de 2021 fue de 6.356, y la oferta de inmuebles es basta y amplia; solo hay que dirigirse a portales inmobiliarios especializados (como es el caso de la web de Haya Real Estate) y usar buscadores por criterios para filtrar los mejores pisos en venta en Girona. Encontramos, por ejemplo, este apartamento de 59 metros cuadrados en Roses que disfruta de un ahorro del 7% sobre su precio original (el comprador se ahorraría 8.500 euros). 7241820. Otra oportunidad es este piso de Tossa de Mar, de 80 metros cuadrados, que cuenta con 3 habitaciones y 1 baño por 159.600 euros, lo que supone un ahorro del 12% para el futuro inversor. 7241004. En cualquier caso, la región catalana cuenta con numerosas ofertas que aumentarán, indudablemente, nuestra la calidad de vida, ya sea por disfrutar del hogar o por la rentabilidad futura. Analizar los factores y preferencias es un primer y gran paso.




Link:
https://gironanoticies.com/noticia/147870_oportunidade-parainvertirenactivo-inmobiliario-engirona-2.htm